LA NUEVA MODALIDAD DE COMPATIBILIAAD ENTRE PENSIÓN DE JUBILACIÓN Y TRABAJO A TRAVÉS DE LA JUBILACIÓN ACTIVA

Estimado cliente,

 

ASPECTOS CLAVE COMPATIBILIADAD JUBILACIÓN Y LA PRESTACIÓN DE SERVICIOS.

 

1. Contrato Laboral a Tiempo Parcial o Tiempo Completo.

2. No superar el SMI anual en concepto de ingresos por la prestación de la actividad.

3. Haber accedido a la jubilación con la edad ordinaria para cada caso.

4. Tener cubierto el periodo de cotización necesario para el 100% de la base reguladora.

5. Cotización del 8% (6% Empresario y 2% Trabajador)

6.  Que la empresa no haya extinguido contratos de manera improcedente en los últimos 6 meses.

7. La empresa debe de mantener el nivel de medio de trabajadores.

 

Les informamos que el Real Decreto Ley 5/2013 de 15 de marzo, de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo, estableció a partir de 17 de marzo de 2013, fecha de entrada en vigor del mismo una nueva regulación de compatibilidad entre la pensión de jubilación y trabajo, tanto sea por cuenta ajena como por cuenta propia.

Esta nueva regulación de compatibilidad, viene a complementar la regulación hasta ahora existente de jubilación flexible a través de un contrato laboral a tiempo parcial y la compatibilidad con la realización de trabajos por cuenta propia cuyos ingresos anuales totales no superen el S.M.I., en cómputo anual que establece el artículo 165.4 de la LGSS, en la redacción dada por la Ley 27/2011, de 1 de agosto, sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Social.

La nueva compatibilidad regula en el Real Decreto Ley 5/2013, denominada jubilación activa, es aplicable a todos los regímenes del sistema de Seguridad Social, regulándose con una normativa específica la aplicación para el Régimen de clases pasivas del Estado. Para acceder a esta situación, es necesario acreditar los siguientes requisitos:+

  • Haber accedido a la jubilación una vez cumplida la edad ordinaria que corresponda en casa caso, sin tener en cuenta bonificaciones o anticipaciones de la edad de jubilación que pudieran corresponder.

 

  •  Tener cubierto el período de cotización requerido para tener derecho a la percepción del 100% de la base reguladora de la pensión.

En el supuesto de que concurran dos pensiones de jubilación causadas en diferentes regímenes al haber estado el beneficiario en régimen de pluriactividad, será posible la compatibilidad con las dos pensiones siempre y cuando que en cada una de ellas la cuantía de la pensión hubiera alcanzado el 100% de la base reguladora. En caso contrario, se aplicará la reducción del 50% a la pensión que hubiera alcanzado el 100% y se suspenderá el abono de la otra pensión, salvo que tratándose de un trabajo por cuenta ajena entre el 25% y el 50% de la jornada resulte de aplicación las normas de jubilación flexible, en cuyo caso se le deducirá el importe porcentual de jornada.

La pensión será compatible con la realización de cualquier trabajo por cuenta ajena o por cuenta propia del pensionista desarrollado en el ámbito del sector privado. El trabajo compatible podrá realizarse a tiempo completo o a tiempo parcial, sea cual sea la duración de la jornada, no existiendo tampoco límite de ingresos. Se excluye de la compatibilidad el desempeño de un puesto de trabajo o alto cargo en cualquier Administración Pública.

Cualquiera que sea la jornada laboral o la actividad que realice el pensionista, se le abonará el 50% de la pensión que le corresponde ordinariamente. En el caso de estar percibiendo complemento por mínimos, el 50% se aplicará al importe de la pensión excluido dicho complemento cualquiera que sean los ingresos obtenidos por el trabajo desarrollado, no regula la norma ningún efecto sobre el posible complemento por prolongación de la vida laboral, por lo que debemos de entender que se percibirá también el 50% del mismo.

La pensión causada se revalorizara como cualquier otra pensión del sistema y el conjunto de la pensión y las revalorizaciones es el que se reducirá en un 50%, en tanto se mantenga el trabajo compatible. La pensión, en consecuencia, no perderá poder adquisitivo y se recuperará en su integridad al dejar la actividad compatible.

Durante la realización del trabajo por cuenta ajena o por cuenta propia, compatible con la pensión de jubilación, los empresarios y los trabajadores cotizarán a la Seguridad Social, por IT y por contingencias profesionales, y por una cotización especial de solidaridad del 8% (6% a cargo del empresario y 2% a cargo del trabajador), que no será computable para prestaciones. Este trabajo compatible y las cotizaciones efectuadas no sirven para mejorar la pensión de jubilación reconocida.

Cuando la compatibilidad se realice con un trabajo por cuenta ajena, se establecen unos requisitos que deben cumplir las empresas en las que se compatibilice el trabajo con el disfrute de la pensión de jubilación activa.

Estos requisitos son:

a)   No haber adoptada de decisiones extintivas improcedentes en los 6 meses anteriores a la compatibilidad. La limitación afecta a extinciones laborales que sean posteriores al 17 de marzo de 2013 y para la cobertura de puestos de trabajo del mismo grupo profesional que los afectados por la extinción. El puesto de trabajo del pensionista, en consecuencia, no podrá recaer en un puesto de trabajo afectado por estas limitaciones.

b)   Durante la vigencia del contrato de trabajo del pensionista de jubilación, la empresa está obligada a mantener el nivel de empleo existente antes de iniciarse la compatibilidad entre pensión y trabajo. Dicho nivel de empleo es el cociente que resulte de dividir entre 90 la suma de los trabajadores en alta en la empresa en los 90 días inmediatamente anteriores al inicio de la situación de compatibilidad. Sin embargo, en el cómputo del nivel de empleo no se tienen en cuenta las extinciones por, causas objetivas o por despido disciplinario cuando uno u otro sea declarado o reconocido como procedente, dimisión, muerte, jubilación o incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez de los trabajadores, por la expiración del tiempo convenido o realización de la obra o servicio objeto del contrato.

El Real Decreto-Ley 5/2013 no regula expresamente a diferencia de otros supuestos como en los de jubilación parcial, las posibles consecuencias que pueden derivarse del incumplimiento de las mencionadas obligaciones por parte de la empresa, teniendo en cuenta no obstante que dichos incumplimientos podrían motivar entre otros posibles efectos, una posible diferencia de cotización en algunos supuestos, dada que el régimen de cotización específico de esta situación de jubilación activa podría considerarse no valido si existen incumplimientos, y con ello la aplicación de la normativa de cotización general y ordinaria con los tipos y porcentajes correspondientes.

 

MARIMON ASSESSORS, SL